Alimentos para Bebés

Al garantizar la máxima seguridad y calidad de una amplia gama de alimentos para bebés, los sistemas de Eagle Product Inspection pueden reducir el riesgo de costosos retiros de productos, salvaguardar la reputación de la marca y proteger a los bebés y niños de contaminantes potencialmente nocivos.

Invertir en una de nuestras máquinas de inspección por rayos X también puede ayudar a los fabricantes de alimentos a lograr la conformidad con las normas reconocidas por la Iniciativa Global de Seguridad Alimentaria (GFSI) basadas en el Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP), como, por ejemplo.

  • La Norma Mundial de Seguridad Alimentaria del Consorcio Minorista Británico (BRC)
  • La Norma Internacional de Alimentos (IFS)
  • El Código de Seguridad en la Calidad de Alimentos (SQF) 2000
  • La Fundación para la Certificación de la Seguridad Alimentaria (FSSC) 22000

Nuestros sistemas de inspección por rayos X proporcionan detección excepcional de objetos extraños, independientemente del tamaño, forma o ubicación del contaminante, dentro de diversas aplicaciones, como latas de leche en polvo para bebés, envases de cartón de leche en polvo para bebés, bolsas de puré de frutas, yogures y frascos de vidrio de alimentos para bebés.

Los sistemas pueden detectar:

Además de detectar una amplia gama de contaminantes físicos, los sistemas de inspección por rayos X de Eagle son sistemas de control de calidad que permiten realizar de forma simultánea las siguientes verificaciones de integridad de los productos:

Además, los envases de metal no afectan la sensibilidad de la detección de contaminantes y hay soluciones disponibles para inspeccionar productos en una amplia gama de tipos de envases, como: