Farmacéutica

La industria farmacéutica es una de las más reguladas del mundo. Los fabricantes de productos farmacéuticos están expuestos a una gran presión para proteger a los consumidores y pacientes de drogas, medicamentos y dispositivos médicos fabricados incorrectamente, y también para protegerse a sí mismos de severas sanciones legales y económicas por proveer productos defectuosos.

Invertir en equipos de Eagle Product Inspection puede ayudar a los fabricantes a cumplir las Buenas Prácticas de Fabricación, en especial 21 CFR Partes 210 y 211, GAMP¬¬- 4 y 21 CFR Parte 11, aplicadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en Estados Unidos y la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA) en Europa. Por ejemplo, todos nuestros sistemas de inspección por rayos X están diseñados para permitir una limpieza fácil y las piezas de contacto están fabricadas utilizando materiales aprobados por la FDA.

Los máquinas de inspección por rayos X de Eagle proporcionan excepcional detección de los siguientes contaminantes físicos, independientemente de su tamaño, forma o ubicación, dentro de diversas aplicaciones, desde comprimidos, cápsulas y dispositivos médicos hasta polvos y medicamentos líquidos:

Además de garantizar que los productos sean seguros para el consumo, los equipos de rayos X son un sistema de garantía de calidad. Al permitir que los fabricantes “vean” el interior de los envases, los sistemas de inspección por rayos X pueden proteger a los consumidores de los productos de calidad deficiente al realizar las siguientes verificaciones de calidad en línea:

Además, los envases de metal no afectan la sensibilidad de la detección de contaminantes y hay soluciones disponibles para inspeccionar productos en los siguientes tipos de envases:

Los fabricantes de todo el mundo confían en la tecnología de inspección por rayos X de Eagle para comprobar la presencia de anomalías en los blísteres, incluso si faltan comprimidos o si están dañados. Al examinar profundamente el interior del envase sellado final, nuestros sistemas de inspección por rayos X pueden contar de forma simultánea las agujas, las jeringas o las lentes de contacto dentro de una caja, verificar la posición correcta de la palanca de bloqueo de un inhalador para asma o la inclusión de los folletos de instrucciones.

Además, también garantizan que las bolsitas de polvos y líquidos contengan la dosis correcta, y se utilizan ampliamente para garantizar que la seguridad y calidad del producto no se pongan en riesgo por partículas extraviadas de productos o cuerpos extraños atrapados dentro de sellos herméticos, por nombrar apenas algunas aplicaciones típicas para los equipos de rayos X.