Tres tipos de asistencia remota para que su negocio progrese

Christy Draus, Marketing Manager

5 March 2021

“Remoto” es una de las palabras más escuchadas el año pasado, ya que empresas, instituciones y entidades han aprendido a manejar situaciones y obstáculos novedosos de forma virtual. Cuando se trata de la instalación y el uso de equipos en plantas de alimentos y bebidas, incluidas las máquinas de inspección por rayos-x, la asistencia, el servicio, la capacitación y la auditoría remotos pueden ayudar a los fabricantes a cumplir las normas y a alcanzar sus objetivos de producción y eficiencia.

La necesidad es la madre de la invención, como se suele decir, y las numerosas necesidades del último y difícil año han dado lugar a algunas soluciones creativas. Entre esas soluciones se encuentra el aumento del servicio y la asistencia a distancia en el sector de la alimentación y las bebidas para mantener las empresas en funcionamiento y en cumplimiento de las normas.

Afortunadamente, la tecnología permite la existencia más frecuente de mejores plataformas de comunicación para intercambios virtuales de muchos tipos. Desde cámaras de alta calidad hasta software avanzado, estas tecnologías ayudan a los fabricantes de alimentos y bebidas a mantener las máquinas en funcionamiento de forma precisa, eficiente y cumpliendo los requisitos y normas de seguridad alimentaria. Además, estos sistemas de asistencia reducen los gastos de viaje y los impactos ambientales relacionados con los traslados que se producirían de otro modo.

Centrándonos en algunas capacidades, he aquí tres tipos de asistencia remota para el servicio de inspección por rayos-x que ayudan a los usuarios a elegir y utilizar el equipo adecuado para sus necesidades, validar su eficacia y estar al día con el mantenimiento y la capacitación:

1) Pruebas y validación a distancia antes de la compra

En cualquier momento, las pruebas son fundamentales en el proceso de toma de decisiones a la hora de invertir en nuevos equipos, incluidos los sistemas de inspección avanzados. El cambiante entorno empresarial del último año ha hecho que se adapten las formas de probar y validar los equipos antes de comprarlos e instalarlos. Eagle continúa con su capacidad de pruebas previas a la compra, a través de las cuales los fabricantes y procesadores envían los productos directamente al laboratorio de aplicaciones de Eagle para su inspección y la determinación de la probabilidad de detección a través de informes de pruebas.

Además, después de la compra y antes de la instalación, los fabricantes pueden realizar Pruebas de Aceptación en Fábrica (FAT) remotas en las máquinas de rayos-x de Eagle mediante videoconferencias en directo y archivos compartidos en lugar de realizar las FAT en persona. De este modo, los fabricantes pueden seguir confirmando que el equipo está fabricado y listo para funcionar según las especificaciones acordadas antes de la compra.

2) Asistencia y capacitación posteriores a la instalación

Con la creciente necesidad de soluciones a distancia, los fabricantes han podido aprovechar la asistencia y la capacitación remota después de la compra e instalación de la maquinaria. Por ejemplo, tras la instalación de una nueva máquina de inspección por rayos-x, los técnicos de Eagle pueden acceder al sistema de forma remota para solucionar problemas y actualizar y supervisar el sistema. Además de asegurarse de que el desempeño de la máquina sea óptimo, los instructores de Eagle utilizan las comunicaciones virtuales para demostrar a los operadores cómo se puede calibrar, validar y mantener el equipo, desde la correcta extracción de la cinta hasta el uso del software que mejora la detección, la calidad y la trazabilidad.

3) Solución de problemas y mantenimiento continuos

Al igual que antes de la pandemia, Eagle ofrece asistencia electrónica remota las 24 horas, los 7 días de la semana para el servicio de inspección por rayos-x con sus técnicos en todo el mundo, que abarca la capacitación, los repuestos, las actualizaciones de los equipos, los informes de los equipos, las pruebas de validez en la planta y la capacitación en radiación.

Además de las pruebas, la capacitación y la resolución de problemas a distancia, las empresas de alimentos y bebidas han podido participar en algunas auditorías remotas y en versiones mixtas en la planta y remotas, en el curso de su trabajo para cumplir las normas y los requisitos reglamentarios. Algunos organismos han prorrogado los certificados hasta seis meses, mientras que otros, como ISO, ofrecen auditorías remotas como solución para algunas de las restricciones actuales. En el caso de estas auditorías remotas, los fabricantes deben probar sus tecnologías de comunicación con antelación para asegurarse de que funcionan bien durante la auditoría y también proporcionar una lista de requisitos de antemano, incluidos los planes de HACCP y la documentación de la planta. También pueden considerar la posibilidad de mejorar sus tecnologías actuales con sistemas móviles, de manos libres o de drones, dado que al menos las auditorías mixtas formarán parte del proceso en el futuro.

Para obtener más información, descargue un artículo técnico actualizado sobre auditorías remotas, lea nuestro folleto sobre las opciones de asistencia remota y vea nuestra infografía sobre la capacitación mediante el aprendizaje electrónico.