Cómo garantizar la seguridad de los productos envasados en contenedores rígidos y altos

Los recipientes rígidos altos son de uso generalizado en la industria alimentaria. Entre las aplicaciones típicas se incluyen bebidas, productos lácteos, condimentos, dulces, pescados y mariscos, frutas y verduras, alimentos para bebés, carne, comidas preparadas y aperitivos. Estos productos habitualmente están envasados en cartones, tubos o latas de materiales compuestos, latas de metal y recipientes de plástico y vidrio. Sin embargo, la inspección de estos tipos de envases para detectar contaminantes físicos y defectos de calidad mediante inspección por rayos-x puede resultar complicada por diversos motivos.

El artículo técnico de Eagle, “Cómo garantizar la seguridad de los productos envasados en recipientes rígidos y altos”, divide los recipientes rígidos altos en tres categorías – cartones, recipientes de plástico    y latas o tubos de materiales compuestos; latas de metal y recipientes de vidrio y explora los problemas que presenta cada material de envasado. Más adelante  analiza las diversas  soluciones de inspección por rayos-x disponibles, dado que una comprensión de estas soluciones es fundamental para los fabricantes  que buscan encontrar el sistema de inspección por rayos-x correcto para su aplicación.